Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación.

Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Santander acoge la jornada precongresual ORP, centrada en las empresas saludables, con participación de Fraternidad-Muprespa

Autor: Fraternidad-Muprespa

Fecha: 01/03/2019

  • La subdirectora general de la Mutua, Natalia Fdez. Laviada, centró su intervención en la necesidad de aprender a etiquetar y gestionar las emociones en el ámbito laboral para contribuir a crear empresas saludables y una mejor prevención de riesgos

Fraternidad-Muprespa, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, participó este viernes en la jornada precongresual "Empresas Saludables: el valor de las personas en la era digital" que organiza la Fundación Internacional ORP y CERpIE-Universitat Politècnica de Catalunya. Esta cita, celebrada en Santander, precede a la celebración del 19 Congreso Internacional ORP que se celebrará entre el 5 y el 7 de junio en Madrid.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, el director del Instituto de Seguridad y Salud, Amalio Sánchez, y Pedro Mondelo, director del congreso internacional ORP, fueron los encargados de la inauguración institucional del Congreso.

La jornada abordó cómo la sociedad actual ha encontrado en la empresa la manera de satisfacer muchas necesidades personales, por tanto debe prestarse especial atención a quien genera estos bienes y servicios. La empresa saludable es el elemento estratégico para el desarrollo sostenible de la humanidad y la evidencia de que las personas son un bien a proteger.

Natalia Fdez. Laviada, subdirectora general de Prevención, Calidad y Comunicación de Fraternidad-Muprespa, abrió la jornada con la conferencia “Las emociones y la comunicación en empresas humanas”. Fdez. Laviada  se centró en el equilibrio en la era digital entre ambos conceptos y destacó que “en la era de la inteligencia artificial, el Big Data e Internet de las Cosas, entender las emociones se antoja primordial y la empresa saludable debe ir más allá de una visión simplista, para buscar todas las variables que configuran la salud de la sociedad”. 

Las personas pasan a ocupar, por tanto, el epicentro de la empresa y se convierten en protagonistas únicos y privilegiados de la nueva empresa saludable que se compromete con las personas, su entorno y, por extensión, con el planeta.

También destacó que queda mucho camino por recorrer en el campo de la prevención de riesgos, ya que cada año fallecen en el mundo dos millones de personas a causa de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo. En España según el avance de datos relativos a 2018 con respecto al año anterior “hay 34 personas más que perdieron la vida, un 3,2% más de accidentes de trabajo que implicaron baja médica, un 3,3% más de accidentes in itinere… es decir, queda mucho trabajo por hacer en cuanto a la cultura preventiva en la empresa”, afirmó.

Como soluciones para integrar esta cultura preventiva destacó la importancia de potenciar que el lenguaje audiovisual genere emoción, tener en cuenta a los nuevos usuarios, sin olvidar a la audiencia tradicional, y reinventar lo relevante para hacerlo interesante.

“Debemos aprovechar la era de la tecnología para que esa accesibilidad universal e inmediata que proporciona,  sirva para que cale el mensaje de la seguridad y la salud en la sociedad, y lograr la integración real de la prevención de riesgos”, afirmó como concl